Moda Española

Moda Española

España está de moda y la moda española también. Cualquier revista de moda española o de otro país aparece repleta de diseños originales creados por nuestros modistos. En el pasado ya existieron diseñadores de prestigio que fueron conocidos entre el mundo elitista de la alta costura, en la actualidad nos encontramos con una serie de marcas españolas que destinan su producción a un público más amplio y que están consiguiendo excelentes resultados a escala internacional.

Cristóbal Balenciaga fue el primer gran diseñador de moda española. Desarrolló su labor profesional fundamentalmente en París, donde trabajó para la clientela más selecta de la época (Greace Kelly, Elizabeth Taylor o Marlene Dietrich).

A él lo siguieron diseñadores como Manuel Pertegaz o, desde finales de los setenta jóvenes diseñadores prêt-à-porter como Jesús del Pozo, Purificación García, Sybila, Antonio Miró Francis Montesinos, Roberto Verino, Pedro del Hierro, y un largo etcétera que abrieron camino a los nuevos diseñares de los ochenta y noventa.

Todos ellos han vivido como la forma de presentar las colecciones ha sufrido una profunda transformación: de los íntimos salones se ha pasado a las multitudinarias convocatorias de las Pasarelas Gaudí en Barcelona y Cibeles en Madrid; de los simples comentarios en periódicos de la época a programas de televisión, páginas de intenet o fantásticas series de fotos en revistas de moda española.

En nuestros días, marcas como Mango (especializada en moda española para la mujer), Camper (zapatería, bolsos, complementos..). Han situado a España en los primeros puestos del ranking internacional de la moda.

Pero la auténtica revolución en el panorama español de la moda la puso en marcha el gallego Amancio Ortega al crear Inditex. Este grupo engloba, entre otras, las marcas Massimo Dutti, Pull and Bear, Bershka (moda española para la mujer más joven),Stradivarius y, las más conocida, Zara. La característica más innovadora del grupo es haber creado un sistema de producción y distribución que permite una respuesta inmediata a los gustos y necesidades del consumidor.

Otra referencia indiscutible es Custo Barcelona. Este diseñador de moda española se ha convertido en una marca de referencia en todo el mundo gracias a su estilo original, innovador y colorista, dirigido a un público joven y urbano. Curiosamente, esta firma consigue el 85 % de su facturación en mercados internacionales.